Noticias Destacadas

Wilbur Ross niega haber ocultado negocios con rusos

Se estima que Ross tiene dos mil millones de dólares en las Islas Caimán

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, cuyo nombre apareció este fin de semana entre los implicados en los “Paradise Papers”, rechazó hoy reportes de prensa en el sentido de que no reportó al gobierno federal sus negocios con la familia y el círculo cercano de colaboradores del presidente ruso Vladimir Putin a través de la empresa Navigator Holdings.

“Eso es totalmente falso. Fue develado en la forma 278, que es una forma de divulgación financiera, en mi caso tres veces”, dijo en una entrevista con el canal de información financiera CNBC.

Por otro lado el Departamento de Comercio informó que las conexiones de Ross con Navigator están mencionadas explícitamente en el sitio de Internet de la Oficina de Ética Gubernamental (USOGE).

The New York Times y otros medios internacionales que participaron en las investigaciones, reportaron este domingo que Wilbur Ross mantuvo inversiones y vínculos con un oligarca ruso sujeto a sanciones de Estados Unidos.

Después de convertirse en secretario de Comercio, Ross retuvo inversiones en una empresa naviera, llamada Navigator Holdings, que alguna vez controló y actualmente gana millones de dólares al año transportando gas; uno de sus principales clientes es una compañía energética rusa llamada Sibur, entre cuyos propietarios están el funcionario ruso y el yerno del presidente Vladimir Putin.

A pesar de vender muchas otras propiedades para unirse a la administración Trump y encabezar su política comercial “América primero”, Ross mantuvo una inversión en Navigator, lo que aumentó sus negocios con Sibur incluso cuando se buscaba “castigar” al sector energético de Rusia.

Ross, cuya firma de capital privado ha sido durante mucho tiempo el mayor accionista de Navigator, tiene una participación del 31 por ciento en la compañía. Aunque el actual secretario de Comercio de EU afirmó que su empresa no ha sido sancionada.

“Una empresa que no es sujeta a sanciones es como cualquier otra empresa. Punto. Fue una relación comercial normal, con la que yo no tuve nada que ver y con los accionistas que después fueron sancionados”, explicó.

Entre los accionistas de Sibur figura Gennady Timchenko, un multimillonario considerado cercano a Putin. Otro es Leonid Mikhelson, cuya empresa Novatek está en la lista de firmas sancionadas y el tercero es Kirill Shamalov, yerno de Putin.

Aunque su participación personal en Sibur se redujo cuando pasó a formar parte del gobierno federal en febrero, retuvo una inversión en las asociaciones valoradas entre dos millones y 10 millones de dólares.

La participación de Ross en Navigator ha estado en manos de una cadena de compañías en las Islas Caimán, uno de varios paraísos fiscales donde gran parte de su riqueza, estimada en más de dos mil millones, ha estado vinculada a vehículos de inversión similares.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*